Saltar al contenido
LiderDeEquipo.com

El impacto de la felicidad en las organizaciones

TEDxUPC | El impacto de la felicidad en las organizaciones y la comunidad | Iván Delgado

Quiero contarles la historia de Willy, a quien conocí hace más de diez años. Él cambió mi visión sobre los negocios, la felicidad y a lo que me dedico ahora.

Nuestro amigo Willy, inició trabajando en un restaurante en una posición sencilla, era el asistente del asistente del administrador. Luego de ser asistente pasó a desempeñar otras responsabilidades como en la cocina, la atención al cliente, entre otros. Con el pasar del tiempo, Willy se ganó el respeto y el cariño de todos gracias a su responsabilidad y empatía.

El restaurante comenzó a crecer y llegó a tener más de tres locales. Cuando los propietarios inauguraron su cuarto local aún no estaban seguros quién lo podría administrar. Ante la premura del tiempo, le solicitaron a Willy que se encargará temporalmente y él sin dudarlo, aceptó.

Unos meses después, esta nueva sede pudo superar las ventas de los otros tres locales previos. Esta información sorprendió a los propietarios, debido a que el local de Willy no estaba en la mejor ubicación. Incluso tenía los mismos platos, el mismo proceso, los mismos horarios y precios que los otros locales. Además, era una nueva marca en esta parte de la ciudad.

Y este es el momento donde aparezco.

Los propietarios estaban deseosos de seguir expandiéndose a través de franquicias, por lo cual me contrataron para ayudarlos a actualizar sus procesos, sus manuales de operaciones y crear nuevos indicadores financieros y de gestión.

Cuando empiezo a profundizar su información, veo que no solamente las ventas sobresalen en el local de Willy, sino, también lo hacía en la satisfacción al cliente y en del equipo de trabajo. Además, de tener las menores mermas (pérdidas de producto) frente a los otros locales. Esta información generó mucha curiosidad entre los propietarios y de quien habla.

Se inició una etapa de reuniones individuales con cada miembro del equipo en las cuatro tiendas, para conocer sus recomendaciones y entender mejor su cultura. En los tres primeros locales todo era muy similar. Pero, en el cuarto local, sucedió algo muy interesante. Una frase que se repetía muy seguido solo en este equipo:

“Es muy divertido trabajar aquí”

Esta frase que me llamó mucho la atención, por lo que, les pregunté al equipo el porqué, ellos atinaron a responder:

“Willy fomenta el buen humor y la amabilidad, felicita públicamente por logros específicos, nos escucha constantemente, nos anima a plantear mejoras y a preguntar mucho. Además, no hay problema si nos equivocamos es parte del aprendizaje y la mejora. Tampoco no nos descuenta (recordemos que los otros tres locales sí descontaba cuando llegabas tarde o rompías algo o se perdía algo). Pregunta por nuestras familias y mascotas, y nos animó a cambiar el término clientes por amigos invitados. Incluso fomenta constantemente el hecho de que no vendemos comida: las personas vienen al restaurante a celebrar cumpleaños, aniversarios, encuentros de amigos y familia, por tal motivo tenemos el privilegio de crear momentos aún más especiales, memorables y alegres con nuestros amigos invitados.”

Willy había logrado crear una cultura organizacional basada en la felicidad y el bienestar del equipo. Hecho que, personalmente, me llamó mucho la atención de cómo un liderazgo saludable podría impactar tanto en los indicadores financieros y operacionales.

Cuando comienzo a investigar y profundizar este hecho veo que las principales universidades del mundo, como Harvard, Yale, Stanford, entre otras, tienen este tema muy relevante como parte de sus carreras. Esto se refleja mediante cursos sobre felicidad, bienestar, psicología positiva o similares, incluso, centros de investigación del tema.  

La prensa especializada en negocios como Forbes, Wall Street Journal, New York Times, Fortune tienen el tema de la felicidad y la productividad muy activo en sus publicaciones y contenidos.

En el 2017, National Geographic y Gallup desarrollaron el “Atlas de la Felicidad”. Un análisis de casi todos los países, en este evaluaron el grado de felicidad subjetiva en sus comunidades, donde sobresalen tres países: Costa Rica, Dinamarca y Singapur, los cuales están separados por idiomas, cultura y miles de kilómetros.

El resultado de esta investigación fue publicado en el libro “Blue Zones of Happiness” de Dan Buettner, en donde hace una recopilación de características comunes. Estoy convencido que, si en una comunidad se fomentan políticas públicas orientadas a la familia. También, como la interacción con los amigos, pasatiempos, actividad física, descanso, acceso a comida saludable. Esto puede impactar positivamente en la salud emocional de tu ciudad.

Retomando al sector empresarial, de acuerdo con Gallup, en el 2012, la desmotivación era del 87% de los trabajadores. Generando una pérdida de más de 500,000 millones de dólares, sólo en Estados Unidos. Pero qué sucede cuando se desarrolla una cultura basada en la felicidad y el bienestar del equipo.

Existen diferentes puntos de vista y estudios con respecto a la respuesta de la pregunta planteada

  • Según Harvard Business Review hay un incremento del 300% de la innovación.
  • Gallup hay un incremento de un 44% en la retención.
  • Martín Seligman hay un 37% en incremento de ventas
  • Aragua y Greenberg hay un 31% en incremento de la productividad
  • Harvard Business Review hay un 125% en la reducción del agotamiento
  • Forbes hay un 66% en la reducción de faltas por enfermedad
  • Gallup hay una reducción del 51% rotación de personal
  • Brown and Stengel de la Universidad de California hay un incremento en la rentabilidad de los accionistas 400%. Entre el top 50 de las empresas con mayor propósito frente a las 500 de SP.

Empresas como Microsoft, Facebook, Toms, Johnson & Johnson, Harvard,Google, entre otras más, sobresalen en el sector en el que se encuentran. Cuentan con presupuestos o estrategias específicas orientadas al bienestar del equipo.

Si yo deseo implementar este cambio cultural, en mi área, en mi equipo, en mi organización, en mi comunidad, en mi familia. Pero, ¿Por dónde debo empezar? Fácil, primero debes empezar por ti.

Algunas recomendaciones están orientadas a la estimulación de la corteza prefrontal (empatía, creatividad, solución de problemas, la comunicación entre otras), a la neuro-plasticidad del hipocampo (memoria de largo plazo), a la generación de neurotransmisores positivos serotonina, dopamina, noradrenalina y endorfinas (para reducir el la depresión y la ansiedad). Asimismo, la reducción de las amígdalas y el cortisol en el cerebro y desactivar el sistema simpático y activar el sistema parasimpático

A continuación, las recomendaciones básicas para uno mismo:

  1. “Cuida tu alimentación, comes mal, tu vida será miserable.” Muchos nutricionistas reconocidos recomiendan la guía de alimentación de la Comunidad de Cataluña. Esta no es una dieta específica, sino, son pequeños cambios diarios, para mejorar tu bienestar y calidad de vida y felicidad. Todos los días aumenta frutas y verduras, cambia a agua, a alimentos integrales y a aceite de oliva, también puedes reducir la sal, el azúcar, las carnes rojas y los alimentos procesados.
  1. El ejercicio físico, según la PhD. Jessica Suzuki de la Universidad de Nueva York, nos recomienda al menos unos 40 minutos tres veces por semana para mejorar el enfoque y la memoria. Si lo practicas de manera diaria supera los beneficios que brinda los medicamentos relacionados a la depresión y la ansiedad.
  1. Por otro lado, para la meditación, la PhD. Sara Lazar, de la Universidad de Harvard, nos recomienda realizarlo al menos 30 minutos diarios, podemos empezar con 5 minutos. Los beneficios en nuestro sistema cognitivo son sorprendentes, según sus estudios, las personas de 50 años que meditan regularmente tienen el córtex de una persona de 25 años. Además, en muchas empresas competitivas es parte de la rutina diaria.
  1. Asimismo, el agradecimiento, de acuerdo el PhD. Tal Ben-Shahar de la Universidad de Harvard, nos recomienda agradecer todos los días y si es posible anotarlo, cinco minutos en la mañana o en la noche. Vivimos obsesionados y enfocados en las cosas que no tenemos y comparándonos con los demás, cuando comiences a agradecer hechos tan sencillos cómo tener brazos, piernas, agua, techo, familia y similares, entenderás lo afortunado que eres y comenzaras a empatizar con personas menos favorecidas y dejarás muchas veces de ahogarte en un vaso con agua.
  1. El ayudar a los demás, de acuerdo con un experimento realizado por la PhD. Elizabeth Dunn, de la Universidad de British Columbia, el cual se basó en darle 20 dólares a una muestra para que los gaste en sí misma y a otro grupo 20 dólares para que compre cosas para personas que lo necesiten, el impacto en la felicidad en las personas generosas superó con creces a las que compraron productos para sí misma. Por ello, ten como hábito realizar 1 acto generoso diario, para mejorar tu calidad de vida.
  1. Círculos afectivos, el psiquiatra EI Dr. Waldinger de la Universidad de Harvard realizó un estudio de más de 70 años para ver que mejoraba la calidad de vida de las personas, fue el mantener círculos afectivos, busca tener un mínimo de 3 círculos afectivos, estos podrían ser tu familia, tus amigos del colegio, tus vecinos, tus amigos de la Universidad, tus amigos de la Iglesia, tus amigos del gimnasio, tus amigos del club de Deportes, tus amigos de la logia, tus amigos del el club político, tus amigos del club de ajedrez, cualquier grupo en donde tú seas querido, respetado y aceptado.

Ahora continuamos con las recomendaciones orientadas a trabajar en el equipo. Todas ellas tienen como fin impactar en la cultura de la organización.

  1. La sonrisa. De acuerdo con El PhD. Porath de Georgetown, menciona lo contagiosa que es la sonrisa y la amabilidad, impactando en el equipo de 1 a 5. Por otro lado, el cirujano y conferencista Piug, nos recomienda sonreír constantemente a las personas o situaciones que te generen estrés, esto es un mensaje directo a cerebro que la amenaza ya no existe, permitiendo reducir los niveles de adrenalina y cortisol, mejorando así la irrigación de la corteza prefrontal del cerebro pues esto ayuda gracias a la empatía, la creatividad, y el sentirte mejor.

2. El efecto Pigmalión o de Pigmalión Management, según el PhD. Livingston de la Universidad de Harvard, fomenta la expectativa positiva. Por ejemplo, cuando te asignen a una nueva área, lo primero que tienes que hacer es comenzar a repetirte tú mismo que tu equipo y tu nuevo jefe, con el que vas a trabajar, son lo mejor que te ha podido suceder. Por otro lado, si a ti te asigna un nuevo equipo de trabajo, tendrás que comenzar a asumir el mismo principio, creer y que este equipo humano va a ser lo mejor que te ha podido suceder. Esta conducta permite condicionar al subconsciente, de tal manera que mejora tu comunicación verbal y no verbal, tu empatía creando un terreno fértil para la productividad y las sinergias.  

3. El reconocimiento, de acuerdo con la psicóloga Greenberg, es importante el reconocimiento público, semanal, no es una palmadita en el hombro a la gente que te simpatiza. Tiene que ser honesto y sustentado de lo contrario perderá efectividad.

4. La PhD. Edmondson de la Universidad de Harvard nos habla de la importancia de la seguridad psicológica. Debemos crear un entorno en donde las personas no tengan temor de admitir un error, o hacer preguntas u opinar libremente. Si son víctimas de regañados o humillaciones, simplemente dejarán de aportar y sus niveles motivación y productividad caerán. Esta herramienta es una de las más potentes entre las startups tecnológicas.

5. El propósito, según el MBA Stengel de la Universidad de California, nos anima a desarrollar un propósito en nuestras organizaciones. La mayoría de las personas no sueñan con trabajar en una empresa para hacer ricos a los accionistas, más bien desean ser parte de una organización que busque un mundo mejor. Recordando el caso de Willy, él no vendía comida a sus clientes, él ayudaba a crear momentos mágicos y especiales a sus invitados amigos, pues es importante que en nuestras organizaciones busquemos un verdadero propósito, esto impactará en los equipos y resultados. 

Para terminar, es importante entender que el cambio empieza en uno, trabaja en ti, trabaja en tu paz interior, trabaja en tu productividad, trabaja en tus habilidades de liderazgo, eso ayudará a crear un mejor entorno, en tu familia, en tu equipo, en las familias de tu equipo, en tu comunidad, en tu país y quien sabe, en el mundo mucho mejor. 

Muchas gracias por llegar al final de este artículo y por favor busca tu felicidad, te prometo que no te arrepentirás.

Contáctenos

¿Listo para crecer sostenidamente? Aprovecha una sesión gratuita para ti o tu equipo. ¡Reserva ahora!

Configurar